Archivo de la etiqueta: Literatura infantil

Cenicienta – Mª Remedios García

Estándar

Mª Remedios García ha venido al cole de Infantil a contarnos el cuento de Cenicienta. Después le ha probado el zapato de cristal a todas las niñas del lugar para encontrar a la auténtica Cenicienta.

¡Muchas gracias Mª Remedios!

Anuncios

Gulliver en Liliput – Agustín Palomares

Estándar

Agustín Palomares ha venido al cole a contarnos la historia de Gulliver en Liliput.

¡Muchas gracias Agustín!

Barbie, el secreto de las hadas

Estándar

Victoria Álvarez ha grabado el libro de Barbie, el secreto de las hadas para Menudas Lecturas.
http://www.ivoox.com/barbie-secreto-hadas-i_md_2716407_1.mp3″ Ir a descargar

Título: Barbie, el secreto de las hadas.

Grabado por: Victoria Álvarez (5º de Primaria)

Tutora: Manoli Avilés

CEIP SAN WALABONSO

La Ratita Presumida

Estándar

La Ratita Presumida, uno de los cuentos clásicos populares más conocido ha sido grabado por el alumnado de 2º A y B para Menudas Lecturas. Así lo hemos convertido en un audiocuento.

http://www.ivoox.com/ratita-presumida_md_2454366_1.mp3″ Ir a descargar

Grabado por: Regina, Laura López, Pablo Vega, Manuel D, Evi, Yerai, Abel Peña, Pedro Ferrer y David Feria.

Tutores: Álvaro y Patro (2º A y B)

Música: Franz Josef Haydn. Sinfonie n. 101 D-dur “Die Uhr” (Andante)

CEIP SAN WALABONSO

La princesa y el guisante

Estándar

La princesa y el guisante

http://www.ivoox.com/princesa-guisante_md_1979788_1.mp3″ Ir a descargar

Grabado por: Yeray, Nur, Pablo y Pino (1º A y B)

Tutores: Patro y Joaquín

CEIP SAN WALABONSO

Texto original

LA PRINCESA Y EL GUISANTE

En tiempos de Maricastaña, un príncipe buscaba esposa. Buscó por todo su reino, pero de ninguna joven se enamoró.

Una noche fría y oscura, en la que llovía a cántaros, llamaron a la puerta del castillo… ¡TOC, TOC, TOC!

Al abrir, el príncipe vio a una muchacha con la ropa totalmente empapada. Muy contento, fue a dar la noticia al rey y a la reina:

– Padres, he alojado a una princesa en nuestro castillo. Creo que me casaré con ella.

La reina no se fió ni un pelo. Quiso comprobar que la muchacha era una princesa de verdad y, aquella noche, escondió un guisante bajo el colchón de su cama.

A la mañana siguiente, le preguntó qué tal había dormido. La joven le dijo que no había pegado ojo en toda la noche, pues algo se clavaba en su delicado cuerpo.

Así fue como el príncipe encontró a su princesa. Se casaron, comieron perdices y a mí me dieron con un hueso en las narices.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Cuento popular.