Archivo de la categoría: Ciencia

El Sistema Solar para Infantil

Estándar

El Sistema Solar para niños y niñas es la historia con marcado carácter curricular que nos han regalado un grupo de madres y padres de Educación Infantil para Menudas Lecturas.

¡Muchas gracias por vuestra participación!

 

Si te interesa profundizar un poco más sobre el tema, aquí tienes el enlace a una página interactiva para entender el tamaño del Sistema Solar.

El cuento del Sistema Solar – Pepe Beltrán

Estándar

En esta ocasión hemos tenido la oportunidad de escuchar a Pepe Beltrán en el cole porque ha venido a contarnos El cuento del Sistema Solar para Familias Lectoras.

¡Muchas gracias Pepe!

La libélula

Estándar

La libélula

http://www.ivoox.com/libelula_md_1955740_1.mp3″ Ir a descargar

Grabado por: María A. y Juan D. (3º A y B)

Tutoras: Gema y Lola

CEIP SAN WALABONSO

Texto original

LA LIBÉLULA

Algunas personas lo llaman caballete o caballito de San Pedro, pero su nombre real es libélula. La libélula es un insecto grande y atractivo que no hace daño a la gente. Puede ser de cualquiera de los bellos colores brillantes del arco iris: rojo, azul, verde o amarillo. Casi siempre puedes verla en el verano volando cerca de un estanque o de un arroyo.

La libélula es muy diferente a la mayoría de los insectos y puede hacer muchas cosas sorprendentes. Es un insecto que puede volar muy rápido y de manera elegante. Puede volar muy rápido hacia arriba o hacia abajo o volar de lado a lado. Hace todas estas cosas porque tiene dos pares de alas grandes.

La libélula puede ver mejor que la mayoría de los demás insectos; pues tiene dos ojos gigantescos que ocupan la mitad de su cabeza. Con sus grandes ojos. La libélula puede ver las cosas a cuarenta pies de distancia.

La libélula tiene más apetito que la mayoría de los demás insectos. Pasa mucho tiempo buscando que comer. Todos los días se come cientos de mosquitos y moscas. Usa las patas como una canastita para recoger insectos mientras vuela. Algunas libélulas son tan fuertes que pueden sacar un pez pequeño del agua.

Música: “La llegada de la reina de Saba” de Haendel

La Tierra está embrujada

Estándar

La Tierra está embrujada es el título de la lectura que han grabado Coral, Jonathan, Candela, Juan, Paula y Mar de segundo curso de educación primaria del CEIP SAN WALABONSO de Niebla para Menudas Lecturas.

http://www.ivoox.com/tierra-esta-embrujada_md_1870725_1.mp3″ Ir a descargar

Grabado por: Coral, Jonathan, Candela, Juan, Paula y Mar (2º A y B)

Tutoras: Charo y Sara

CEIP SAN WALABONSO

Texto original

La Tierra está embrujada

Amanecía un espléndido día de primavera en el que como cada mañana el señor Sol, con sus magníficos rayos, daba luz y calor al planeta Tierra.

Por la noche la Luna con su séquito de estrellas, acompañaba a la Tierra y la alumbraba con su suave luz en la oscuridad.

Pero… una malvada bruja estaba tramando un maléfico plan.

Un día la señora Tierra se levantó muy enferma, no paraba de toser y además le habían salido unas manchas muy raras por toda la superficie.

− ¿Qué te pasa? − le dijo Sol a su amiga.

− Creo que ha caído sobre mí un maleficio.

− ¿Tú crees?

− Sí, alguien ha hecho que caiga sobre mí la basura de todas las casas, los humos, el agua se ha vuelto negra… ¡Ay!, ¡Ay!… ¡Qué mal me encuentro!

− No te preocupes, pensaré algo para solucionarlo. Visitaré a la señora Luna y al señor Viento, somos tus amigos y te vamos a ayudar. Aguanta un poquito…

Al día siguiente Luna y Sol fueron a las montañas a buscar al señor Viento.

− ¿Qué os pasa? Tenéis cara de preocupación.

− Nuestra amiga Tierra está muy enferma tiene mucha fiebre y está llena de basura y de humo por todas las partes y además… ¡sus aguas se han vuelto negras!

− No os preocupéis − dijo Viento − yo conozco un planeta a años luz de aquí donde vive un extraterrestre muy simpático y muy sabio.

− Pero ¿cómo iremos? ¡Ese planeta está muy lejos!

− Nos llevará mi amiga Estrella Fugaz.

− Vale, vamos, deprisa…

Así que ni cortos ni perezosos se subieron a la estrella y en un abrir y cerrar de ojos llegaron al Planeta Verde.

Marcianito les escuchó muy atento y consultó en su Manual Ecologista buscando una solución.

− Lo tengo… Todo es culpa de la Bruja Malos Humos.

Ha embrujado a los terrícolas para que:

• tiren basura por todas partes

• corten árboles sin parar

• y produzcan tanto humo con sus coches que parece que hay una niebla espesa.

¡HAY QUE ROMPER EL MALEFICIO!

Sin perder ni un solo instante Sol, Luna y Viento subieron al platillo volante de Marcianito y se dirigieron rumbo a la Tierra.

− Y ¿cómo vamos a vencer a Malos Humos? − preguntó Sol muy preocupado.

− Nosotros solos no podemos − afirmó Marcianito.

− Pero lo conseguiremos con la ayuda de todos los niños y niñas del Planeta.

− ¡Escuchadme bien! Este es el plan: al anochecer, nos dispersaremos por toda la Tierra y visitaremos a todos los niños en sus sueños. Les enseñaremos el conjuro mágico y les indicaremos la hora a la que tendrán que recitarlo.

Fue una noche muy larga para todos, visitando niño por niño, sueño por sueño…

Al día siguiente amaneció todo gris y triste. La Tierra estaba cada vez más congestionada pero… sucedió un hecho INCREÍBLE. Era la hora del recreo cuando en todo el planeta comenzaron a retumbar con fuerza estas palabras:

Chis, garabís, chis plas, el planeta voy a cuidar…

Siempre lo debes dejar como lo quieras encontrar

¿Qué es esto un vertedero?

pues no tires papeles al suelo.

Los cartones y vidrio a reciclar

para no contaminar.

Esas flores son maravillosas

no las vayas a cortar

tampoco pises las plantas

la naturaleza debes cuidar.

¿Las luces encendidas?

¡Es un malgasto de energía!

Y cuando te vayas a duchar

no olvides el grifo cerrar.

Chis, garabís, chis plas, el planeta voy a cuidar

Y la Tierra, ¡oh! ¡SORPRESA!, se fue convirtiendo en el precioso planeta que era antes e incluso la bruja Malos Humos… ¿qué le estaba pasando? Su vestido estaba limpio y perfumado, sus cabellos brillantes y suaves, su escoba no contaminaba…

Todos quedaron sorprendidos de esta transformación, especialmente Marcianito que tímidamente le dijo:

− Brujita: ¿Querrías venir conmigo a cuidar los planetas hasta el fin del Universo?

Y juntos marcharon a recorrer Constelaciones.

Sabía que dejaba a la Tierra en buenas manos ya que ahora todos los niños y niñas conocían cómo cuidarla.

Todos juntos formaron el ¡CLUB DE LOS CUIDADORES DEL PLANETA TIERRA!

Y para que todos vosotros podáis formar parte de este CLUB, Marcianito mandó escribir esta historia en forma de cuento con CONJURO…, CARNET… y todo para no olvidar nunca sus recomendaciones.

Y colorín, colorado esta historia se ha terminado.

FIN

Pilar Manero, Mar Martín y Teresa Modrego

La voz de las estrellas

Estándar

La voz de las estrellas

http://www.ivoox.com/voz-estrellas_md_1804563_1.mp3″ Ir a descargar

Grabado por: Sara, José Antonio, Santi y Victoria (2º A y B)

Tutoras: Charo y Sara

Equipo técnico: Paula Rodríguez Romero (alumna en prácticas) y Fernando Gª Páez

La Tierra en el Universo

Estándar

La Tierra en el Universo

http://www.ivoox.com/tierra-universo_md_1785226_1.mp3″ Ir a descargar

Grabado por: Niurca, Estrella, Javier y Juanma (2º A y B)

Tutoras: Charo y Sara

CEIP SAN WALABONSO

Texto original

LA TIERRA EN EL UNIVERSO

Un día nuestra amiga, la bruja Braulia, vio que Pablo estaba mirando al cielo muy pensativo. Ella le preguntó que si le pasaba algo y él le contestó que estaba estudiando en el cole el tema de la Tierra en el Universo y que le gustaría saber cómo es la Tierra vista desde el espacio.

La bruja Braulia cogió su escoba y le dijo a Pablo:

– Venga, súbete en mi escoba mágica que vamos a dar un paseo por el espacio exterior.

Pablo, muy nervioso y emocionado (casi no se lo podía creer) de un brinco, se montó en la escoba y en un periquete ya estaban en los confines de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

La bruja Braulia le iba explicando lo que iban viendo:

Mira Pablo aquel puntito de allí es la Tierra, uno de los ocho planetas que giran alrededor del Sol que es nuestra estrella más cercana. Y la bolita blanca que se ve girando alrededor de la Tierra es la Luna. La Tierra se ve azul por los océanos, mares y lagos que ocupan la mayor parte de su superficie.

¡Qué pequeña se ve la Tierra desde aquí! –dijo Pablo.

Así es Pablo, –continuó Braulia– la Tierra nos parece muy grande pero no es más que una pequeña parte del Universo que está formado por miles de millones de estrellas.

¿Y en los otros planetas quién vive? –preguntó Pablo.

De momento, solo sabemos que hay vida en la Tierra pero puede que en el Universo haya otros planetas en los que la vida sea posible.

¿Y cómo hemos llegado hasta aquí?

Pablo, esa es una buena pregunta, pero se está haciendo tarde y tenemos que volver, de modo que mañana en el cole con tu maestra y tus compañeros podéis debatirla en clase para encontrar una respuesta.

Sara León Fdez. y Fernando Gª Páez

El volcán más joven del mundo

Estándar

El volcán más joven del mundo es el título de la lectura que han grabado Adriana, Rocío, Alejandro y Manuel de segundo curso de educación primaria del CEIP SAN WALABONSO de Niebla (Huelva) para Menudas Lecturas.

http://www.ivoox.com/volcan-mas-joven-del-mundo_md_1767600_1.mp3″ Ir a descargar

Grabado por: Adriana, Rocío, Alejandro y Manuel (2º A y B)

Tutoras: Charo y Sara

CEIP SAN WALABONSO

Texto original

EL VOLCÁN MÁS JOVEN DEL MUNDO

En la soleada mañana del veinte de febrero de 1943, Dionisio Pulido, un campesino mexicano que araba su campo vio salir del suelo una pequeña columna de humo. Un poco desconcertado y molesto, cubrió el orificio con tierra y continuó trabajando.

Pero al ver que no había servido de mucho, pues el humo seguía saliendo cada vez con mayor fuerza, fue a buscar ayuda. Ante los asombrados habitantes del poblado vecino, cada vez emergían de la tierra mayor cantidad de humo y de vapores.

Tres horas después el humo se había convertido en una espesa nube negra y la pequeña grieta se había agrandado enormemente. Esa noche violentas explosiones comenzaron a lanzar rocas a través de la grieta y a la mañana siguiente, en ese lugar se había formado un montículo en forma de cono de cerca de cincuenta metros de altura: ¡de la noche a la mañana había nacido un volcán! Lo llamaron Paricutín, por su cercanía al pueblo de ese nombre en el estado de Michoacán.

Un año después el Paricutín había alcanzado 450 metros de altura; había arrasado numerosos campos agrícolas, decenas de construcciones y provocado la movilización de los habitantes de todos los pueblos cercanos. También había atraído a cientos de investigadores y estudiosos de los volcanes, de México y de todo el mundo.

El nacimiento del Paricutín había permitido a estos expertos aprender un poco más acerca de los secretos del mundo subterráneo; de cómo se forma y hace erupción un volcán.