Palabras divertidas

Estándar

Palabras divertidas es el título de la lectura de José Miguel de la Rosa Sánchez que Jesús, Noelia, Manuel e Irene de 4º A y B de Primaria del CEIP SAN WALABONSO de Niebla (Huelva) han grabado para Menudas Lecturas.

http://www.ivoox.com/palabras-divertidas_md_1731120_1.mp3″ Ir a descargar

Título de la lectura: Palabras divertidas

Autor: José Miguel de la Rosa Sánchez

Grabado por: Jesús, Noelia, Manuel e Irene (4º A y B)

Tutores: Charo y Miguel

CEIP SAN WALABONSO

.

Texto original

Palabras divertidas  (José Miguel de la Rosa Sánchez)

– Paula, empieza la lectura de hoy. – Le dijo su maestro. En ese momento se hizo el silencio en la clase para escuchar las palabras que iban saliendo de la boca de Paula, hasta que llegó a la frase donde decía: “… el mulo le dio una coz al lobo”, pero -por equivocación- leyó: “… el culo le dio una coz al lobo”. En ese mismo instante, todo el mundo empezó a reírse y cuanto más pedía el maestro silencio, más se reía toda la clase.

– ¡Pero bueno! – Alzó la voz el maestro – ¿es que no sabéis que “el que tiene boca se equivoca y quien tiene nariz lo vuelve a repetir”? ¡No pasa nada! A ver Paula, repite, por favor.

Pero cuando volvió a leer la frase, aunque esta vez no se equivocó, todos volvieron a reír a carcajada limpia. – ¡Pero, otra vez!, ¿de qué os reís tanto?, sólo ha dicho culo,… No pasa nada por decir esa palabra, es una más como: pandero, posaderas, trasero, pompis, nalgas, cachas.

Todas ellas son lo mismo que culo, – volvían a reír todos-, y no os reís tanto-. – ¡Sí maestro!-, respondió Víctor, pero es que esa palabra es muy graciosa-. – Pues yo no le veo la gracia-, respondió el maestro. – También se dice “ass” en inglés, “cul” en francés o “arsch” en alemán.

– Sí, pero esas no son graciosas-, comentó Clara.

– A ver, ¿quién me puede explicar por qué culo es una palabra graciosa y mesa no?

Todos se quedaron en silencio, nadie sabía la respuesta, sólo que era graciosa y ya está. El maestro se quedó un instante esperando la respuesta, pero ésta no llegaba. Entonces volvió a preguntar: – ¿Y el ejemplo?, ¿quién puede ponerme un ejemplo de palabras graciosas y otras que no lo sean?

Todos volvieron a quedarse callados, nadie se atrevía a decir ninguna palabra “graciosa”, hasta que Gonzalo dijo: – Maestro, esa palabra rara que ha dicho antes, “Arsch”, no es graciosa, ni tampoco “ass”, pero por ejemplo… – Gonzalo se quedó callado un momento, sin saber si decir lo que estaba pensando o guardar silencio- . ¡Vamos, dilo!, sin miedo, que las palabras no te van a comer-, le aseguró el maestro.

– ¡¡¡ MOCO!!!-, gritó Gonzalo y toda la clase se partió de risa… – ¡¡¡ MOCO !!!, ¡¡¡ MOCO !!!, ¡¡¡ MOCO !!!-, coreaban todos a la vez que se reían y…. colorín colorado este culo se ha acabado… ¡PERDÓN!, este cuento se ha acabado.

Anuncios

Puedes comentar aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s