Archivos Mensuales: octubre 2011

Aventuras graciosas en el país de los vampiros, por fgpaez

Estándar

El maestro Fernando nos recomienda “Aventuras graciosas en el país de los vampiros”

Anuncios

El estuche

Estándar

El estuche de José Miguel de la Rosa Sánchez.

Audio lectura

http://www.ivoox.com/estuche_md_839326_1.mp3″ Ir a descargar

El estuche

Grabado por: Natalia, Bernabé, Julia, Bruno, Maribel y Mª Pérez (2º ciclo).

Tutoras: Fanny y Rocío

CEIP SAN WALABONSO

Texto completo

Había una vez en una escuela de un humilde barrio en un pueblo muy lejano, una niña que tenía en su cartera un pequeño estuche en el que guardaba con mucho cuidado su único lápiz, su único sacapuntas y su única goma de borrar.

Cada día, en la clase, procuraba guardar su escaso material en el estuche y éste a su vez en su pequeña cartera, para evitar que se le perdiera, ya que era lo único que sus padres le habían podido comprar para la escuela y sabía que debía mirar por él, para que le durara el mayor tiempo posible.

Un mal día la niña cuando fue a coger su lápiz para hacer las tareas que le había puesto su maestra, se dio cuenta que el estuche no estaba en su cartera. Por más que lo buscó en todos los bolsillos de su ropa, bajo la mesa, en la caja de los objetos perdidos de clase,… no lo encontraba.

– ¡Dios mío! Ahora como voy a poder hacer las tareas. Buscaba y buscaba por todas partes, pero el estuche no aparecía. Entonces se lo dijo a su maestra, que a su vez le pidió a todos los niños y niñas de la clase que si lo encontraban o lo habían escondido para darle una pequeña broma, que se lo devolvieran.

Aquella noche la niña no podía dormir y pensaba: – Seguro que me lo ha quitado el “listillo” de la clase que es un envidioso.

Luego pensó: – Seguro que me lo ha quitado mi compañera que es una chismosa.

Más tarde pensó: – ¡No, seguro que es el “bruto” de la clase, que es un chico con muy mala pinta!”… y así siguió pensando y pensando hasta que se quedó dormida.

Al día siguiente, al agacharse para atar los cordones de los zapatos, vio bajo su cama el estuche que había perdido y dijo: – ¡Menos mal! Debió caerse cuando cogía la cartera para ir a clase.

Pero cuando llegó a la escuela se acercó a ella el “listillo” de la clase que le dijo: – “Toma lo encontré en el patio esta mañana, seguro que se te debió caer allí”.

Al momento se acercó su compañera que le dijo: “- Toma tu estuche, ¡despistada!, que lo tenías bajo la mesa.

Y antes de empezar la clase se acercó el “bruto” que le dijo: – “Toma, ayer al salir de clase, me encontré tu estuche detrás de la puerta. Seguro que se te cayó sin darte cuenta”.

La niña al darse cuenta que sus compañeros habían simulado haber encontrado su estuche para poderle ayudar, se sintió feliz por tener esos buenos compañeros y muy, pero que muy, muy mal por haber pensado mal de ellos.

La tortuga y el águila

Estándar

La tortuga y el águila de Félix María de Samaniego

Audio lectura

http://www.ivoox.com/aguila-tortuga-ceip-san_md_853436_1.mp3″ Ir a descargar

Grabada por: Mª del Mar y Adrián (3er curso, Segundo Ciclo)
Tutores: Lucy y Juanma
CEIP SAN WALABONSO

Texto original
Una Tortuga a un Águila rogaba
le enseñase a volar; así le hablaba:
” Con sólo que me des cuatro lecciones
ligera volaré por las regiones:
ya remontando el vuelo
por medio de los aires hasta el cielo.
veré cercano el Sol y las estrellas
y otras cien cosas bellas.
Ya, rápida, bajando,
de ciudad en ciudad iré pasando:
y de este fácil delicioso modo
lograré en pocos días verlo todo. ”

La Águila se rio del desatino.
Le aconseja que siga su destino
cazando torpemente con paciencia,
pues lo dispuso así la Providencia.

Ella insiste en su antojo ciegamente.
La reina de las aves prontamente
la arrebata, la lleva por las nubes.
” Mira, -le dice- mira cómo subes. ”

Y al preguntarle, dijo: ” ¿Vas contenta? ”
Y la deja caer y la revienta.
Para que así escarmiente
quien desprecia el consejo del prudente.

Las lenguas hechizadas

Estándar

Las lenguas hechizadas de Pedro Pablo Sacristán

Audio cuento
http://www.ivoox.com/lenguas-hechizadas_md_826067_1.mp3″ Ir a descargar

Las lenguas hechizadas

Grabado por: Nuria, Pablo G., Pablo C., Tomás, Natalia y Rafael (2º ciclo).

Tutoras: Fanny y Rocío Flores.
CEIP SAN WALABONSO

Texto original completo.

Hubo una vez un brujo malvado que una noche robó mil lenguas en una ciudad, y después de aplicarles un hechizo para que sólo hablaran cosas malas de todo el mundo, se las devolvió a sus dueños sin que estos se dieran cuenta.
De este modo, en muy poco tiempo, en aquella ciudad sólo se hablaban cosas malas de todo el mundo: “que si este había hecho esto, que si aquel lo otro, que si este era un pesado y el otro un torpe”, etc… y aquello sólo llevaba a que todos estuvieran enfadados con todos, para mayor alegría del brujo.
Al ver la situación, el Gran Mago decidió intervenir con sus mismas armas, haciendo un encantamiento sobre las orejas de todos. Las orejas cobraron vida, y cada vez que alguna de las lenguas empezaba sus críticas, ellas se cerraban fuertemente, impidiendo que la gente oyera. Así empezó la batalla terrible entre lenguas y orejas, unas criticando sin parar, y las otras haciéndose las sordas…
¿Quién ganó la batalla? Pues con el paso del tiempo, las lenguas hechizadas empezaron a sentirse inútiles: ¿para qué hablar si nadie les escuchaba?, y como eran lenguas, y preferían que las escuchasen, empezaron a cambiar lo que decían. Y cuando comprobaron que diciendo cosas buenas y bonitas de todo y de todos, volvían a escucharles, se llenaron de alegría y olvidaron para siempre su hechizo.
Y aún hoy el brujo malvado sigue hechizando lenguas por el mundo, pero gracias al mago ya todos saben que lo único que hay que hacer para acabar con las críticas y los criticones, es cerrar las orejas, y no hacerles caso.

Autor del cuento original: Pedro Pablo Sacristán

La grabación está hecha con una adaptación de Actiludis.com