Archivo de la etiqueta: lectura y valores

El Patito Feo – Rocío Márquez

Estándar

Rocío Márquez ha venido al cole de infantil para contarnos el cuento de “El patito feo“.

¡Muchas gracias Rocío!

El Arca de Noé no parte hoy

Estándar

El Arca de Noé no parte hoy” es el título de esta simpática lectura dramatizada que Daniel, Sergio, Sara y Jesús de segundo curso de educación primaria del CEIP SAN WALABONSO de Niebla (Huelva) han grabado para Menudas Lecturas. En esta lectura se trabajan unos valores muy concretos y uno destaca especialmente. ¿Sabes ya al que nos estamos refiriendo?


Ir a descargar

Grabado por: Daniel, Sergio, Sara y Jesús (2º)

Tutores: Álvaro y Patro

CEIP SAN WALABONSO

La Ratita Presumida

Estándar

La Ratita Presumida, uno de los cuentos clásicos populares más conocido ha sido grabado por el alumnado de 2º A y B para Menudas Lecturas. Así lo hemos convertido en un audiocuento.


Ir a descargar

Grabado por: Regina, Laura López, Pablo Vega, Manuel D, Evi, Yerai, Abel Peña, Pedro Ferrer y David Feria.

Tutores: Álvaro y Patro (2º A y B)

Música: Franz Josef Haydn. Sinfonie n. 101 D-dur “Die Uhr” (Andante)

CEIP SAN WALABONSO

La escuela pequeña (Enric Larreula)

Estándar

La escuela pequeña” es el título de la primera lectura del curso 13-14 que han grabado Jesús, Lucía, Paula, Pablo y Ángel de segundo curso de primaria para Menudas Lecturas del CEIP SAN WALABONSO de Niebla (Huelva).

Escuchar “LA ESCUELA PEQUEÑA”


Ir a descargar

Grabado por: Jesús, Lucía, Paula, Pablo y Ángel (2º A y B)

Tutores: Álvaro y Patro

Edición: Antonio (5º)

CEIP SAN WALABONSO

- – -

Texto original

LA ESCUELA PEQUEÑA

(Enric Larreula)

Érase una vez un pueblo que tenía una escuela tan pequeña, tan pequeña, que sólo cabían la maestra y un niño, si era de los más pequeños.

Y, claro está, como sólo podían ir de uno en uno, estaba media hora cada niño; entretanto, los demás jugaban a correr, a perseguirse por el campo y a subirse a los árboles.

Un día, el señor alcalde decidió que había que construir una escuela grande para que pudieran ir todos los niños al mismo tiempo, como ocurría en los demás pueblos.

Pero los niños, que estaban encariñados con aquella escuela tan chiquita y con los buenos ratos que pasaban jugando en el bosque, le pidieron que no construyera ninguna escuela nueva, que ellos preferían la pequeña y que ya estudiarían más de prisa para compensar los ratos que pasaban jugando.

Y el alcalde, que también sentía cariño por la escuela del pueblo, dijo que de acuerdo, pero hizo distribuir mesas y sillas por todo el bosque para que los niños pudieran hacer los trabajos que les encargaba la maestra.

Y aquel pueblo tuvo, desde entonces, la escuela más pequeña y la escuela más grande del mundo.

Lío en la clase de ciencias

Estándar

Lío en la clase de ciencias

Idea y enseñanza principal

Perder los papeles y enfadarse nos impide actuar con inteligencia y claridad.


Ir a descargar

Grabado por: Laura y Joaquín (3º A y B)

Tutoras: Lola y Gema

CEIP SAN WALABONSO

Texto original

Lío en la clase de ciencias

El profesor de ciencias, Don Estudiete, había pedido a sus alumnos que estudiaran algún animal, hicieran una pequeña redacción, y contaran sus conclusiones al resto de la clase. Unos hablaron de los perros, otros de los caballos o los peces, pero el descubrimiento más interesante fue el de la pequeña Sofía:

- He descubierto que las moscas son unas gruñonas histéricas – dijo segurísima.

Todos sonrieron, esperando que continuara. Entonces Sofía siguió contando:

- Estuve observado una mosca en mi casa durante dos horas. Cuando volaba tranquilamente, todo iba bien, pero en cuanto encontraba algún cristal, la mosca empezaba a zumbar. Siempre había creido que ese ruido lo hacían con las alas, pero no. Con los prismáticos de mi papá miré de cerca y vi que lo que hacía era gruñir y protestar: se ponía tan histérica, que era incapaz de cruzar una ventana, y se daba de golpes una y otra vez: ¡pom!, ¡pom!, ¡pom!. Si sólo hubiera mirado a la mariposa que pasaba a su lado, habría visto que había un hueco en la ventana… la mariposa incluso trató de hablarle y ayudarle, pero nada, allí seguía protestando y gruñendo.

Don Estudiete les explicó divertido que aquella forma de actuar no tenía tanto que ver con los enfados, sino que era un ejemplo de los distintos niveles de inteligencia y reflexión que tenían los animales, y acordaron llevar al día siguiente una lista con los animales ordenados por su nivel de inteligencia…

Y así fue como se armó el gran lío de la clase de ciencias, cuando un montón de papás protestaron porque sus hijos… ¡¡les habían puesto entre los menos inteligentes de los animales!! según los niños, porque no hacían más que protestar, y no escuchaban a nadie.

Y aunque Don Estudiete tuvo que hacer muchas aclaraciones y calmar unos cuantos padres, aquello sirvió para que algunos se dieran cuenta de que por muy listos que fueran, muchas veces se comportaban de forma bastante poco inteligente.

Autor: Pedro Pablo Sacristán

Fuente: cuentos para dormir

La Tierra está embrujada

Estándar

La Tierra está embrujada es el título de la lectura que han grabado Coral, Jonathan, Candela, Juan, Paula y Mar de segundo curso de educación primaria del CEIP SAN WALABONSO de Niebla para Menudas Lecturas.


Ir a descargar

Grabado por: Coral, Jonathan, Candela, Juan, Paula y Mar (2º A y B)

Tutoras: Charo y Sara

CEIP SAN WALABONSO

Texto original

La Tierra está embrujada

Amanecía un espléndido día de primavera en el que como cada mañana el señor Sol, con sus magníficos rayos, daba luz y calor al planeta Tierra.

Por la noche la Luna con su séquito de estrellas, acompañaba a la Tierra y la alumbraba con su suave luz en la oscuridad.

Pero… una malvada bruja estaba tramando un maléfico plan.

Un día la señora Tierra se levantó muy enferma, no paraba de toser y además le habían salido unas manchas muy raras por toda la superficie.

− ¿Qué te pasa? − le dijo Sol a su amiga.

− Creo que ha caído sobre mí un maleficio.

− ¿Tú crees?

− Sí, alguien ha hecho que caiga sobre mí la basura de todas las casas, los humos, el agua se ha vuelto negra… ¡Ay!, ¡Ay!… ¡Qué mal me encuentro!

− No te preocupes, pensaré algo para solucionarlo. Visitaré a la señora Luna y al señor Viento, somos tus amigos y te vamos a ayudar. Aguanta un poquito…

Al día siguiente Luna y Sol fueron a las montañas a buscar al señor Viento.

− ¿Qué os pasa? Tenéis cara de preocupación.

− Nuestra amiga Tierra está muy enferma tiene mucha fiebre y está llena de basura y de humo por todas las partes y además… ¡sus aguas se han vuelto negras!

− No os preocupéis − dijo Viento − yo conozco un planeta a años luz de aquí donde vive un extraterrestre muy simpático y muy sabio.

− Pero ¿cómo iremos? ¡Ese planeta está muy lejos!

− Nos llevará mi amiga Estrella Fugaz.

− Vale, vamos, deprisa…

Así que ni cortos ni perezosos se subieron a la estrella y en un abrir y cerrar de ojos llegaron al Planeta Verde.

Marcianito les escuchó muy atento y consultó en su Manual Ecologista buscando una solución.

− Lo tengo… Todo es culpa de la Bruja Malos Humos.

Ha embrujado a los terrícolas para que:

• tiren basura por todas partes

• corten árboles sin parar

• y produzcan tanto humo con sus coches que parece que hay una niebla espesa.

¡HAY QUE ROMPER EL MALEFICIO!

Sin perder ni un solo instante Sol, Luna y Viento subieron al platillo volante de Marcianito y se dirigieron rumbo a la Tierra.

− Y ¿cómo vamos a vencer a Malos Humos? − preguntó Sol muy preocupado.

− Nosotros solos no podemos − afirmó Marcianito.

− Pero lo conseguiremos con la ayuda de todos los niños y niñas del Planeta.

− ¡Escuchadme bien! Este es el plan: al anochecer, nos dispersaremos por toda la Tierra y visitaremos a todos los niños en sus sueños. Les enseñaremos el conjuro mágico y les indicaremos la hora a la que tendrán que recitarlo.

Fue una noche muy larga para todos, visitando niño por niño, sueño por sueño…

Al día siguiente amaneció todo gris y triste. La Tierra estaba cada vez más congestionada pero… sucedió un hecho INCREÍBLE. Era la hora del recreo cuando en todo el planeta comenzaron a retumbar con fuerza estas palabras:

Chis, garabís, chis plas, el planeta voy a cuidar…

Siempre lo debes dejar como lo quieras encontrar

¿Qué es esto un vertedero?

pues no tires papeles al suelo.

Los cartones y vidrio a reciclar

para no contaminar.

Esas flores son maravillosas

no las vayas a cortar

tampoco pises las plantas

la naturaleza debes cuidar.

¿Las luces encendidas?

¡Es un malgasto de energía!

Y cuando te vayas a duchar

no olvides el grifo cerrar.

Chis, garabís, chis plas, el planeta voy a cuidar

Y la Tierra, ¡oh! ¡SORPRESA!, se fue convirtiendo en el precioso planeta que era antes e incluso la bruja Malos Humos… ¿qué le estaba pasando? Su vestido estaba limpio y perfumado, sus cabellos brillantes y suaves, su escoba no contaminaba…

Todos quedaron sorprendidos de esta transformación, especialmente Marcianito que tímidamente le dijo:

− Brujita: ¿Querrías venir conmigo a cuidar los planetas hasta el fin del Universo?

Y juntos marcharon a recorrer Constelaciones.

Sabía que dejaba a la Tierra en buenas manos ya que ahora todos los niños y niñas conocían cómo cuidarla.

Todos juntos formaron el ¡CLUB DE LOS CUIDADORES DEL PLANETA TIERRA!

Y para que todos vosotros podáis formar parte de este CLUB, Marcianito mandó escribir esta historia en forma de cuento con CONJURO…, CARNET… y todo para no olvidar nunca sus recomendaciones.

Y colorín, colorado esta historia se ha terminado.

FIN

Pilar Manero, Mar Martín y Teresa Modrego

El ajedrez mágico

Estándar

El ajedrez mágico


Ir a descargar

Grabado por: Unai, Libertad, Ylenia y David (2º A y B)

Tutoras: Charo y Sara

CEIP SAN WALABONSO